Plazos y acciones de inversión para el trader novato

Plazos y acciones de inversión para el trader novatoCuando una persona se dispone a operar en mercados financieros, tiene que tener en mente qué tipo de operación realizará y en cuáles mercados, de manera que pueda especializarse con los instrumentos necesarios a tal tipo de operación. No todos los instrumentos financieros de inversión funcionan de la misma forma ni tampoco tienen por qué comportarse, en lo que refiere a precios, en la misma dirección ni sentido por lo que es importante conocer a fondo el mercado y sus integrantes antes de comenzar a invertir con dinero real. Por un lado habrá que conocer y elegir entre los distintos plazos de la operación, y por otro habrá que saber cuáles son las acciones principales que tiene a su disposición para crear estrategias. Poco a poco iremos descubriendo que existen estrategias pre determinadas que funcionan muy bien porque han sido creadas y probadas por expertos traders pero también descubriremos que si logramos desarrollas nuestra propia estrategia, seguramente nos dará muchos éxitos en el futuro antes de que alguien más la tome y la utilice en bien propio.

  • Plazos:

Las inversiones financieras si clasifican en tres distintas categorías: corto, mediano y largo plazo según la extensión que busquemos para colocar nuestro capital y la necesidad de un retorno inmediato o no. Por corto plazo entendemos desde pocos minutos hasta máximo un día, lo que se llama comúnmente operación intraday o intradía. La mayoría de los traders operan a corto plazo, aprovechando las fluctuaciones del mercado en un solo día. Por otro lado, las operaciones a mediano plazo duran días, semanas o meses según la elección de cada trader. Puesto que los movimientos que hay que aprovechar se extienden en un arco de tiempo mayor, habrá que leer las indicaciones de los gráficos de distinta manera, mirando un poco más allá que en las operaciones intradía. Lo mismo vale para las operaciones a largo plazo, que pueden llegar a durar varios meses e incluso llevar la inversión hasta varios años. En este caso los pequeños movimientos del mercado están considerados dentro de un marco mayor, que por lo general parece estable.

Son operaciones que no hay que monitorizar con tanto cuidado porque hay pocos riesgos y que se pagan un poco mejor en sus tasas de interés por esta misma razón. Lo cierto es que si miramos el comportamiento de un mercado en un día, vemos que el precio puede oscilar entre niveles muy bajos y muy altos y estos picos raramente corresponden al precio de apertura y de cierre. Esto quiere decir que mientras que el día se puede vivir con mucha emoción y adrenalina, al final el mercado cierra con una variación moderada. El trader aprovecha esos picos, que le dan una ventaja por minutos o algunas horas y ahí es donde logra hacerse de una buena ganancia. Por lo general este tipo de inversión se presta muy bien para mercados como el de Forex o el de algunas commodities.

Cualquier gráfico que ponga un determinado valor en relación con el tiempo, entre más breve es el tiempo, mayor detalle presentará y eso es muy útil para los inversores. Un gráfico a corto plazo tiene una forma de zig-zag, mientras que uno a largo plazo es más como una curva que se mueve de manera cíclica. Esto quiere decir que cuando operemos a corto plazo, con gráficos de algunos minutos, por ejemplo, tendremos que aprovechar estos zig-zags, que son rebotes de precio; por el contrario, si operamos a largo plazo, tendremos que seguir la curva, por lo tanto operar a favor de la tendencia.

  • Acciones:

Un trader puede elegir operar de dos maneras: siguiendo la tendencia o yendo contra la tendencia. En el primer caso tendrá que identificar la ruptura de una resistencia para confirmar que en efecto la tendencia seguirá aumentando. Para esto podrá utilizar gráficos que midan la fuerza de la tendencia, como el RSI. En el segundo caso habrá que verificar un rebote, una inversión de tendencia. Si una tendencia, al acercarse a los niveles que funcionan como resistencia, muestra señales de debilidad, muy probablemente estamos cerca de una inversión de tendencia. En este caso habrá que adelantarse al mercado y abrir directamente una posición opuesta a la tendencia.

Politicas sobre el uso de las cookies